30 de abril de 2013

Nuestro ángel de la guarda.


Al despertar, vino a mi memoria lo especial de este día. Como si de un ángel se tratara, apareció en mi mente una figura, un nombre, que reconocí enseguida junto al son de aquella dulzaina y aquella canción del recuerdo. Ese ángel que acompaña en los momentos duros a su pueblo y su grupo, tal y como antes lo hacía.

Padre de “Aires de Aliste”, fue uno de los socios fundadores de la asociación hace ya más de trece años. Sinónimos de él: bondad, humildad y compañerismo. Persona de gran sabiduría y dentro de este su mundo, el del folclore, un maestro.

Heredó de su abuelo, el “tío” Pedro Vega (como le conocían todos), esta pasión, ya que también fue en su tiempo, uno de los mejores músicos de la comarca.
Su nieto, recogió esta herencia, a la que durante toda su vida se dedicó y sumó sabiduría para dejarla a todos sus compañeros.

Tras el nacimiento de “Aires de Aliste” y hasta su muerte, dedicó su participación integra al grupo de baile de la asociación, junto con su mujer y su hija, amantes también de la cultura popular castellana. Además en los últimos años fue el apoyo y fuente de sabiduría para los jóvenes del pueblo que les gustaba participar en la difusión de las tradiciones.

Este pasado año, nuestro grupo de baile, colocó la bandera de nuestra tradición a media asta. Sones tristes entonaron las dulzainas este 2012, la cultura de este pequeño pueblo de Aliste, destacado por su gran número de costumbres mantenidas, lloró y se debilito.

Manuel Vega nos dejó, pero su memoria permanecerá junto a nosotros. Porque la historia no puede cambiar, y cuando alguien que da dentro de la historia, jamás desaparece por completo.

Su voz, su protección y su fuerza, nos ha hecho seguir adelante. Porque todos necesitamos en el cielo un ángel de la guarda, nosotros ya tenemos el nuestro.

Siempre Manolo.


A continuación, les mostramos el texto que figura en el archivo de la A.C. “Aires de Aliste” de Pobladura de Aliste, que acredita el nombre del paloteo de dicha localidad como homenaje póstumo a Manuel Vega:



"Reunidos los miembros del grupo de baile de la A.C. “Aires de Aliste” de Pobladura de Aliste, y estando de acuerdo en mayoría por parte de sus integrantes, deciden dar un nombre definitivo al paloteo recuperado en el año 2010 con motivo de el Centenario de Ntra. Sra. de la Asunción.

Según los testimonios, la última vez que se bailó este paloteo fue a principios de los años cuarenta, y anteriormente solo se había bailado en la procesión del Corpus Christi a principios del siglo XIX. 

En los años cuarenta, fue cuando en la vecina Villa de Alcañices se bailaba en la fiesta de la Salud. Al carecer de un gaitero de dicha localidad que pudiera tocar la canción, acudieron en busca del “tio” Pedro Vega de Pobladura de Aliste; el único gaitero que recordaba o había recuperado la danza y probablemente uno de los mejores gaiteros de Aliste en aquellos tiempos.

Su nieto Manuel Vega,  que heredó de su abuelo la pasión por la música popular, en el año 2009, año previo al Centenario, decidió recuperar esta danza, ya que el era el único que mantenía en su memoria la canción de este paloteo, que le había enseñado su abuelo, cuando era pequeño.
La coreografía también fue aportada en gran parte por él, pues se desconocía la anterior y hubo que hacer una nueva.

La danza de palos, en primer lugar llevó el nombre de Paloteo de Pobladura o Paloteo del “tio” Pedro Vega. Ahora para que sirva como homenaje póstumo a Manuel Vega, por ser él quien recuperó esta danza de palos para que no cayese en el olvido, decidimos ponerle el nombre de “Paloteo de Manuel Vega”."
J.
Paloteo interpretado por ultima vez por él:


También sus compañeros le dedicaron la actuación el 16 de agosto de 2012 con este comienzo:


 Buenas tardes.
Como todos los años, el grupo de baile de la A.C  Aires de Aliste de Pobladura, os quiere  hacer pasar un rato agradable con nuestra actuación.
Pero hoy, para todos los componentes del grupo es un día triste, uno de nuestros músicos, compañero y amigo, no está con nosotros. Manolo nos ha dejado hace poco más de un mes.
Manolo fue una persona importante en el grupo, ya que fue uno de los pioneros junto con su mujer Alicia y su hija Henar en formar parte de este proyecto, contribuyendo en la recuperación de canciones, bailes y tradiciones que hoy día forman parte de nuestro repertorio.
Entre los bailes que vamos a bailar, destacar especialmente dos de ellos, en los que Manolo con su esfuerzo y entusiasmo, nos fue enseñando a lo largo de estos años.
La jota del anillo, nueva en nuestro repertorio, baile que sábado tras sábado a lo largo de todo este año, junto con su mujer Alicia, nos fueron enseñando con la ilusión de darla a conocer el día de hoy.
Y como no, el paloteo que ya todos conocéis, cuya música fue recuperada gracias a él. Manolo que heredó de su abuelo la pasión por la música popular, recuperó esta danza en el año 2009, con motivo del centenario de nuestra Patrona, ya que él, era el único que mantenía en su memoria la canción de este paloteo, que le había enseñado su abuelo cuando era pequeño.
La danza de los palos, en primer lugar llevo el nombre de Paloteo de Pobladura o Paloteo del Tío Pedro Vega.
Ahora para que sirva como homenaje póstumo a Manuel Vega, por ser él el que recupero esta danza para que no cayera en el olvido, decidimos de poner el nombre de “PALOTEO DE MANUEL VEGA”.
Esta tarde todas las personas que se han vestido con el traje regional, y todos nosotros, sus compañeros del grupo, queremos tenerle presente, por eso le dedicamos esta actuación con todo nuestro respeto y cariño.
Gracias por todo lo que nos has enseñado.
Gracias por todos los momentos que hemos compartido contigo.
Gracias por ser como eras.
Gracias Manolo.
Cada nota de la dulzaina, cada paso de baile, cada canción recuperada…tendrá una parte de ti, por eso siempre estrás con nosotros.
Los recuerdos construyen un camino que llega hasta el corazón…y hace que nos sintamos cerca…aunque en realidad estemos muy lejos.
Hasta siempre amigo.
JyE


Sobran las palabras ya, porque Manolo fue, es y será nuestro ángel de la guarda. Quien siempre nos dará ese apoyo para continuar difundiendo y conservando la cultura y la tradición de nuestra tierra.