15 de enero de 2014

Del telar al Arado.

Representaciones. Pobladura de Aliste
Viendo el entusiasmo mostrado por todos por nuestra entrada de "Mujer Alistana. Ejemplo de superación", y la máxima difusión que le habéis dado para que llegue a ser una de nuestras páginas más visitadas, aquí va una "Segunda parte" o "aumento" de lo que fue ese pequeño homenaje a la mujer de nuestro Aliste, ¡Va por todas ellas!


Amanecen los primeros rayos del sol en Aliste y tras haber salido el hombre a la labor, la mujer permanece en casa "despachando" a los animales para salir ella también a la labor. Prepara el almuerzo que tierna mente deposita en un puchero o una cazuela de barro dentro de una cesta. Carga a su bebé recién nacido a la espalda, sujetado por la jerga, y se encamina con la cesta en la mano al encuentro del esposo. Daño ninguno le causa a ella coger el arado y dirigir las vacas, o ir delante sembrando con su saco al hombro; Temor no tendrá jamás esa mujer por el trabajo. Así es la mujer Alistana.

La mujer Alistana fue, es y será objeto de atención y estudio y reflejo de una tierra marcada por la pobreza y la miseria, pero también una cultura inimitable cargada por tradiciones, bailes y canciones. Gracias a este perfil de nuestra sociedad se han mantenido y transmitido la mayoría de nuestras costumbres y etnografía.

A pesar de la mujer siempre haber aparecido en un segundo plano tapada siempre por la figura masculina, la mujer del campo ha tenido las mismas capacidades o incluso más que el varón. 
Representaciones. Pobladura de Aliste
Esa mujer de Aliste, que cubría su día a día entre la casa y el campo, el campo y la casa, y si quedaba algún tiempo libre era el dedicado a la oración. El demás y corto quedaba para el baile y la juerga.

Tenemos ese perfil enmarcado: La mujer de Aliste; mujer trabajadora cual hombre, en el campo y en la casa, tejedora en sus noches, fiel seguidora de la fe cristiana, y preservadora de la cultura alistana. 
Este, un recuerdo que se merecen.



 Como homenaje a nuestras abuelas y madres especialmente, 
que sobrevivieron mejor que nadie a esa dura vida en esta tierra .

4 de enero de 2014

Hacia un nuevo Año.

Hola 2014, a ti nos enfrentamos nosotros, los "Aires de Aliste", a ti los esfuerzos de este nuevo año, donde de nuevo vamos a llevar nuestro folclore a los lugares que nos pidan.

Comenzamos un nuevo camino, damos de nuevo pasos sobre esta tierra, pasos de baile. Somos las letras de una historia que cuenta 14 años, esfuerzo incansable de muchos, lamentos de otros. En nuestra historia no nacen los imposibles, hemos podido demostrar que un pequeño pueblo puede mantener sus costumbres y llegar a donde sea.

En este pasado 2013 se nos abrieron las puertas de Portugal, en el ámbito de la danza, ya que con nuestras mascaradas hemos asistido innumerables años; comprendimos que con un poco de empeño podíamos hacer un festival de folclore que estuvo durante semanas en boca de mucha gente; hilamos más fuertes los lazos de amistad con uno de los grupos de más profesionalidad y antigüedad de aliste, Aulas de Música; participamos en encuentros y festivales de la zona y dimos un paso para mantener vivo el recuerdo de nuestro amigo Manuel Vega.

Muchas cosas más quedan tras nuestra pequeña asociación, el pequeño grupo, el pequeño pueblo... Solo sabemos que un año más, empezamos con la ilusión de junto a todos vosotros vivir el folclore, porque todos lo hacéis posible, porque todos sois "Aires de Aliste".