15 de enero de 2014

Del telar al Arado.

Representaciones. Pobladura de Aliste
Viendo el entusiasmo mostrado por todos por nuestra entrada de "Mujer Alistana. Ejemplo de superación", y la máxima difusión que le habéis dado para que llegue a ser una de nuestras páginas más visitadas, aquí va una "Segunda parte" o "aumento" de lo que fue ese pequeño homenaje a la mujer de nuestro Aliste, ¡Va por todas ellas!


Amanecen los primeros rayos del sol en Aliste y tras haber salido el hombre a la labor, la mujer permanece en casa "despachando" a los animales para salir ella también a la labor. Prepara el almuerzo que tierna mente deposita en un puchero o una cazuela de barro dentro de una cesta. Carga a su bebé recién nacido a la espalda, sujetado por la jerga, y se encamina con la cesta en la mano al encuentro del esposo. Daño ninguno le causa a ella coger el arado y dirigir las vacas, o ir delante sembrando con su saco al hombro; Temor no tendrá jamás esa mujer por el trabajo. Así es la mujer Alistana.

La mujer Alistana fue, es y será objeto de atención y estudio y reflejo de una tierra marcada por la pobreza y la miseria, pero también una cultura inimitable cargada por tradiciones, bailes y canciones. Gracias a este perfil de nuestra sociedad se han mantenido y transmitido la mayoría de nuestras costumbres y etnografía.

A pesar de la mujer siempre haber aparecido en un segundo plano tapada siempre por la figura masculina, la mujer del campo ha tenido las mismas capacidades o incluso más que el varón. 
Representaciones. Pobladura de Aliste
Esa mujer de Aliste, que cubría su día a día entre la casa y el campo, el campo y la casa, y si quedaba algún tiempo libre era el dedicado a la oración. El demás y corto quedaba para el baile y la juerga.

Tenemos ese perfil enmarcado: La mujer de Aliste; mujer trabajadora cual hombre, en el campo y en la casa, tejedora en sus noches, fiel seguidora de la fe cristiana, y preservadora de la cultura alistana. 
Este, un recuerdo que se merecen.



 Como homenaje a nuestras abuelas y madres especialmente, 
que sobrevivieron mejor que nadie a esa dura vida en esta tierra .

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Que te ha parecido esta entrada? Comenta tu opinión: